Si vienes a  Crevillent en Semana Santa no te puedes perder su gastronomía, sus pasos que inundan las calles en los días de procesión  y su canto coral que es una tradición de siglos.

 

¿Que puedes hacer el Martes Santo?

Si nos visitas el Martes Santo puedes pasear por la plaza de Belen y descubrir el casco antiguo de la ciudad, a continuación te puedes tomar un refresco  en dicha  plaza    puedes descubrir las calles mas antiguas de la localidad que es por donde procesiona el Cristo de Difuntos y Animas, tallado por Mariano Benlliure, Cristo que es portado a hombros, . Esta procesión se caracteriza por el silencio y la oscuridad de una noche penitencial y canto coral que acompaña. Esta procesión comienza con el apagón de las luces de la zona céntrica del pueblo , A las 22:30 se abren las puertas de la Iglesia de Belen para dar salida a la cruz guía, que abre la procesión, después de la procesión, las calles quedan impregnadas por el olor del incienso.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie
Fuente: Luis Azorin.

La procesión transcurre por las calles estrechas de la localidad donde podrás ver a los penitentes avanzar en la noche crevillentina, portando una antorcha, al toque de una campana de madera que avanza la procesión con el Cristo de Difuntos y Animas.

 

La imagen puede contener: 2 personas, interior
Fuente: Luis Azorin.

¿Que no te puedes perder el Viernes Santo?

El viernes Santo en Crevillent es el mas esperado de toda la Semana Santa crevillentina, no te puedes perder las dianas que están desde las primeras horas de la madruga por las calles de la localidad, son composiciones musicales que interpretan  grupos de cuerda,aire y metal, para despertar al crevillentino para que vaya a la procesión de Viernes Santo , A las 6 de la mañana arrancará desde la Plaza de la Constitución la procesión Camino del Calvario en la que participan nada mas y nada menos que  dieciséis pasos de La Pasión. Durante esta procesión tiene lugar uno de los actos más emotivos y multitudinarios de la Semana Santa . Se trata del primer abrazo entre el Nazareno y la Virgen de los Dolores en La Morquera después del encuentro con la Verónica, a la que Jesús le deja el rostro impregnado en un pañuelo. Tras el primer abrazo, la procesión sigue hasta El Calvario, donde se produce el segundo abrazo entre la Dolorosa y el Nazareno.

Al termino de la procesión podemos degustar las gastronomía típica de la localidad, el tradicional almuerzo de Viernes Santo compuesto por el típico pan horneado con aceite y sal, acompañado por cocas, habas, ajos asados y vino de la tierra.