El viernes 9 de marzo, el grupo t’Avalem Vila de Crevillent I tuvimos la oportunidad de hacer una salida a la fábrica de chocolates Valor, en Villajoyosa. En la que pudimos disfrutar observando la producción del delicioso y aromático chocolate de esta casa.

rsz_20180309_094246
Llegada a la entrada de la fábrica

Audiovisual de Chocolates Valor

La primera parada que hicimos, fue en la Fábrica de Chocolates Valor de Villajoyosa. Aquí, nos disponíamos a visitar en primer lugar la sala de audiovisuales, con el que nos explicaban los orígenes del chocolate; el proceso completo de producción, desde la selección del cacao hasta su elaboración; los tipos de chocolate; su introducción en España; etc.

cartelesanunciosvalor[1]
En la sala de audiovisuales, carteles de los anuncios publicitarios de Valor

Museo Chocolates Valor

A continuación, visitamos el Museo del Chocolate, creado en 1998 y reconocido por la Generalitat Valenciana en 2008 como museo Valenciano del Chocolate y cuyo objetivo es dar a conocer el proceso de elaboración de este rico alimento. Entre sus cometidos, también destacan la divulgación de su patrimonio, su conservación e investigación. Podemos ver, además, una de las mejores colecciones de maquinaria de esta industria chocolatera.

rsz_museo3[1]
Utensilios para hacer el chocolate

La historia de Chocolates Valor comienza en 1881, con Valeriano López Lloret. Él era un artesano que arrendaba sus servicios a las familias alicantinas que lo requerían para realizar en sus casas onzas, libras y chocolate a la taza. Más tarde, pasó a fabricar el chocolate en su casa. A finales del siglo XIX, los dos hijos de Don Valeriano, toman las riendas de la pequeña empresa. Con la evolución y las técnicas que se utilizan, empieza a haber mayor volumen de producción. En 1935, Valor se motoriza y empieza a distribuir el chocolate por los comercios, con una furgoneta Chevrolet capaz de cargar 1500 kilos. Este mismo año, la electricidad, y por tanto las máquinas eléctricas, llegan a la ermita, lo que supone una mayor y más eficaz producción del chocolate. En los años 60, Valor comienza a trazar las líneas de lo que será Chocolates Valor del futuro, pues los planes de desarrollo y estabilización, revierten positivamente en el sector industrial y del turismo y con ellos, la industria chocolatera y el chocolate, empiezan a ocupar una nueva posición en el mercado de bienes de consumo. A mediados de los 70,  se realiza una total reestructuración y ampliación de la planta de fabricación, que permite doblar la capacidad de producción. La superficie final de la planta cubierta actual es de 22.000m².

rsz_retratos_entrada_museo[1]
Retratos de la familia Valor
rsz_dueño_con_cuñada[1]
Fotografía de D. Valeriano López Lloret con su cuñada

Fábrica de Chocolates Valor

Nos adentramos en la fábrica, en la que pudimos ver las diferentes secciones para la producción de sus productos. Valor se especializa en cuatro gamas de productos: las tabletas de chocolate, el chocolate a la taza, los bombones y la repostería. Destaca por los productos sin azúcar y por el chocolate a la taza, aunque en realidad vende todo tipo de productos de chocolate. A modo de anécdota, la guía nos comentó la existencia de una máquina en la fábrica que realiza cientos de bombones por minuto. También es importante la exportación, pues traslada sus productos a unos 50 países; En su mayoría, a EEUU (40%), y en segundo lugar, a Hispanoamérica y Asia (25% a sendos países). Su franquicia de chocolaterías, asciende a 39 establecimientos en toda España, y tiene previsiones de seguir creciendo.

rsz_img_20180309_103430[1]
Sala de máquinas de la fábrica cuando llegó la motorización
rsz_1foto_fábrica_industrializada[1]
Fotografía de la fábrica cuando se introdujeron las máquinas con electricidad
Seguidamente, en la sala de exposición, antes de entrar a la tienda y degustación de Valor, podíamos ver un vestido confeccionado con envoltorios de bombones Valor, realizado por una mujer escandinava, y que estuvo expuesto un tiempo en el Guggenheim. Éste se situaba al lado de unas esculturas realizadas de chocolate, dentro de vitrinas de cristal.

rsz_img-20180312-wa0004[1]
Vestido hecho con envoltorios de bombones Valor
rsz_estatua2[1]
Estatuas de chocolate para exposición
rsz_estatua1[2]
Estatuas de chocolate para exposición

Tienda y Desgustación

Por último,  en la tienda, nos esperaba una gran mesa con productos de degustación y tabletas de diferentes sabores partidas en onzas y una gran olla con chocolate a la taza. En ella, tuvimos la oportunidad de comprar productos de la fábrica.

rsz_img-20180309-wa0005[1]
Repostería bajo expositor
20180309_105514
Mesa de degustación e interior de la tienda

Fuera, en el exterior, pudimos ver los emblemáticos furgones en los que reparten sus productos en sus comercios.

rsz_20180309_100057
Fotografía grupal junto a uno de los Chevrolets de Chocolates Valor

 

Con el mejor y más dulce sabor en el paladar, nos despedimos de esta impresionante fábrica.