8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra cada 8 de marzo, este año queremos hacer un post en homenaje a aquéllas que defendieron y reivindicaron muchos de los derechos hoy conseguidos. Al hilo, volver a recordar la jornada de huelga convocada para hoy y de la que ya nos hicimos eco en anteriores entradas.

En relación a ello queremos resaltar la figura de alguna de esas mujeres crevillentinas que en su día y, en un momento nada propicio desde el punto de vista político y cultural, se atrevieron a denunciar la injusta realidad que les estaba tocando vivir.

Resultado de imagen de día 8 de marzo
Cartel informativo sobre el día 8 de marzo. Fuente: www.separadasydivorciadas.org

Gracias a la publicación llevada a cabo por Vicent Ibiza en 2016 en la que nos describe cómo era la vida de las mujeres españolas a finales del s. XIX y principios del s. XX, hoy queremos hacer un breve repaso de la vida y hechos más importantes de Isabel Alfonso Candela “una crevillentina avanzada a su tiempo”, tal y como la describe el autor.

Vida y trayectoria de Isabel Alfonso Candela

Nacida en Crevillente (1876-1901) y a pesar de su corta vida,  esta mujer fue uno de los mejores ejemplos en cuanto a la defensa de los derechos de la mujer en la provincia de Alicante. De padre republicano y madre de corte progresista, Isabel fue educada en un prestigioso colegio evangélico norteamericano de San Sebastián hasta 1898, año en el que volvió a Alicante para poder acabar sus estudios, tras la Guerra de Cuba. Antes, hasta los 13 años, había cursado sus estudios primarios en el Colegio Público de Crevillent.

Académicamente brillante,  Isabel destacó gracias a su dedicación e interés, baste con mencionar que llegó a aprender varias lenguas y obtener notas sobresalientes en bachillerato. Asimismo, escribió y publicó varias conferencias y artículos científicos y religiosos de ideales reformista; además de ser becada por Homer Lockwood.

Fue al conocer a Luis Serrano, colaborador del periódico El Demócrata, cuando comenzó su verdadera reclamación por los derechos de las mujeres. Publicó diversos artículos críticos en los que denunciaba los desequilibrios sociales existentes. Entre sus escritos más reconocidos se encuentra el denominado “Trabajo póstumo de Isabel” , donde aboga por una necesaria enseñanza y formación para las mujeres con el fin de una mejor sociedad.

El Democrata.jpg
Portada de el periódico El Demócrata. Fuente: Biblioteca Virtual de Prensa Histórica

Isabel murió de unas fiebres tifoideas un 26 de mayo de 1901, a la edad de 25 años.