El origen del casco urbano de Crevillent es claramente islámico. Qarbalyan, conforme era conocido en la lengua árabe, fue conquistada por los cristianos en 1243, pero hasta 1318 el poder lo ostentó el Ra’is, periodo que se conmemora en las fiestas de Moros y Cristianos en las representaciones de las Embajadas en la Plaza de la Constitución.

Por aquel entonces, la construcción de sus casas es de escasa envergadura, de corta altura, con formas cúbicas así como la horizontalidad, que recuerda al mismo sistema utilizado en las poblaciones del norte de África. Los materiales utilizados suelen ser el ladrillo, el yeso, la madera y en alguna ocasión la piedra. La arquitectura no muestra gran interés por las complicaciones constructivas, pues los edificios se suscriben en volúmenes cúbicos, reminiscencia de la Kaaba musulmana.

 

Si vienes a Crevillent, es necesario perderse en este entramado de calles angostas que conocemos como La Morería. Es la zona más antigua, y se ubica junto a la Iglesia de Nuestra Señora de Belén. Se dice que su estrechez se debe a la posibilidad de amurallados de siglos atrás, o quizá el motivo sea que, al estar en una zona de tanto calor, las calles estrechas generen una excelente sombra para los viandantes.

IMG_20180228_120228
Calle San Luis
IMG_20180228_120111
Calle San Cayetano
aaa.jpg
Calle Vila

Fuente:

http://turismocrevillent.org/