La Semana Santa de Crevillent celebra el Viernes Santo su jornada más intensa con tres procesiones y los emotivos abrazos entre el Nazareno y la Virgen de los Dolores. El día arranca de madrugada con el sonido de las dianas que llaman a los vecinos a vivir la jornada más importante de la Semana Santa.

Las dianas

Las dianas son composiciones musicales que interpretan distintos grupos durante toda la noche y que tienen su origen cuando las distintas compañías de armados, conocidos como alabarderos, iban a despertar a sus capitanes para incorporarse a las procesiones. En las dianas participan grupos de instrumentos de cuerda, viento y metal que recorren las calles de Crevillent anunciando el gran día de la Semana Santa para los crevillentinos.
A las 6 de la mañana arrancará desde la Plaza de la Constitución la procesión Camino del Calvario en la que volverán a participar los dieciséis pasos de La Pasión. Durante esta procesión tiene lugar uno de los actos más emotivos y multitudinarios de la Semana Santa de Crevillent. Se trata del primer abrazo entre el Nazareno y la Virgen de los Dolores en La Morquera después del encuentro con la Verónica, a la que Jesús le deja el rostro impregnado en un pañuelo. Tras el primer abrazo, la procesión sigue hasta El Calvario, donde se produce el segundo abrazo entre la Dolorosa y el Nazareno.

“El Pa torrat”

Cuando finaliza la primera procesión se lleva a cabo el tradicional almuerzo de Viernes Santo compuesto por el típico “Pa torrat”, pan horneado con aceite y sal, acompañado por cocas, habas, ajos asados y vino de la tierra. Un menú con el que los cofrades reponen fuerzas para la siguiente procesión. Por este motivo, durante los días previos los hornos de la localidad trabajan intensamente para poder abastecer todo la demanda.
A media mañana, a las 11 horas, arranca la procesión Bajada de Calvario que finaliza en la Plaza de la Constitución con el tercer y último abrazo entre el Nazareno y la Virgen de los Dolores, antes de que éste fallezca en la Cruz.
Por la noche tiene lugar la tercera procesión de Viernes Santo en Crevillent. A las 20.30 horas arranca desde la plaza Maciá Abela la Muerte de Cristo en la que participan ocho cofradías y hermandades, y donde pueden contemplarse varias imágenes del escultor Mariano Benlliure, como Las Tres Marías y San Juan, y el Santísimo Cristo Yacente.
Esta procesión también destaca por la participación de todas las masas corales de la localidad, que acompañan a las imágenes interpretando mototes, piezas cortas compuestas para acompañar a los pasos de la Semana Santa. Como novedad, este Viernes Santo se podrá escuchar un nuevo “Padrenuestro” compuesto por el crevillentino Marcos Galvany, que es la adaptación de una pieza de su ópera “Oh my son”, basada en la Semana Santa de la localidad.

El Santo Entierro

El Sábado Santo, Crevillent es una de las pocas localidades con procesión. Se trata de la del Santo Entierro de Cristo, donde además de varios pasos, participan todos los estandartes de las cofradías y hermandades de la Semana Santa crevillentina, que aspira a ser de Interés Turístico Internacional.

obra-colector
Fuente Jose Antonio Más