Rabo de gato, rabet de gat o té blanco; elemento natural contra afecciones inflamatorias y digestivas

Que hoy en día consideremos la Serra de Crevillent como un recurso eminentemente lúdico, en el que poder practicar senderismo, rutas en bicicleta o running, no significa que siempre haya existido esa imagen de la misma. De hecho, tradicionalmente, el uso que se la ha otorgado ha estado relacionado con su vegetación y las oportunidades que ésta generaba. Por un lado, toda una industria de fabricación alfombrera nacida del esparto (Stipa tenacissima). Por otro, las innumerables propiedades aromáticas y medicinales de otras tantas especies vegetales que crecen en la Sierra y que desde siempre han estado presentes en la identidad crevillentina. Debido a esa importancia que comentamos, a través de esta entrada se estudiará el rabet de gat y las afecciones para las que ha sido y es empleadas aun hoy día.

Antes de nada, conviene dejar claro que en esta entrada sólo se pretende poner de manifiesto una realidad que ha existido desde siempre no sólo en Crevillent, sino en la mayoría de municipios cercanos. Sin embargo, también conviene recalcar la prohibición que existe en actualidad en cuanto a la recolección de muchas plantas silvestres. Por ello, os recomendamos que antes de llevar a cabo prácticas que os puedan suponer algún disgusto, os informéis correctamente al respecto.

La primera que vamos a poner de relevancia en este post es la conocida comúnmente como rabet de gat o rab de gato (Sideritis leucantha subs. leucantha).

rabo de gato
Rabo de gato o rabet de gat. Fuente: Herbario Virtual UA

De las muchas subespecies que quedan repartidas a lo largo de todo el litoral mediterráneo, ésta en concreto está catalogada como un endemismo de la provincia de Alicante, ya que sólo crece en los matorrales del centro y sur de la misma. Es por eso que, a pesar de la buena representación que tiene , siempre debe prevalecer su protección.  Se trata de una planta leñosa, con una altura de 50 a 110 cm aproximadamente y densamente tomentosa.

Suele presentarse con un color blanquecino o grisáceo, y un número de flores que va de las 4 a las 6. Dispone de un cáliz glanduloso y corola bicolor ( E. Laguna, 1998). Su etapa anual de floración abarca los meses de abril a julio. En cuanto al hábitat, es necesario recalcar su buen desarrollo sobre suelos calizos e, incluso, en aquellos con cierta presencia de yesos; composición litológica muy presente en la Serra de Crevillent. Además, la altitud donde se suele encontrar el rabet de gat está entre los 50 y los 600 msnm, condición idónea también en nuestra sierra.

¿Cómo y para qué se utiliza el rabet de gat?

Tal y como se ha mencionado, debido a sus propiedades antiinflamatorias y digestivas, el rabet de gat ha sido recomendado de forma tradicional para multitud de indicaciones. En cuanto a problemas de digestión, esta especie se puede emplear tanto para el tratamiento de gastritis, reflujo y leves úlceras gastroduodenales; como para algunos inconvenientes tan habituales como la acidez y/o pesadez estomacal. Asimismo, sus beneficios antiinflamatorios permite ser utilizado en enfermedades de naturaleza griposa; también en resfriados y/o bronquitis.

Esto permite obtener una notable mejora en infecciones como faringitis, amigdalitis o laringitis.  Además de ésto, el rabet de gat también tiene gran importancia en la curación de afecciones dérmicas, especialmente si son superficiales, como pequeñas heridas, eczemas o quemaduras. De la misma manera,  el empleo de esta planta también suele ser muy recomendable cuando se sufren problemas derivados de las vías urinarias, tales como cistitis o esterocolitis.

El modo de empleo, en función del objetivo que se persiga, será es en infusión cuando se trate de problemas internos; y en forma de cataplasma o lavados cuando se trate de externos.